skip to Main Content
¿Cómo Identificar Los Lunares Cancerígenos?

¿Cómo identificar los lunares cancerígenos?

Los lunares son comunes y, aunque son más prevalentes en personas de piel clara, casi todos tienen algunos. En general, son crecimientos de piel inofensivos resultantes de una alta concentración de pigmento natural de la piel. En la mayoría de los casos, los lunares nunca causan problemas y simplemente continúan siendo un aspecto benigno de la piel de una persona.

Pero en algunos casos, un lunar puede presentarse como uno de esos lunares cancerígenos e indicar cáncer de piel. El melanoma, por ejemplo, es un tipo de cáncer de piel que es potencialmente peligroso ya que puede invadir los tejidos cercanos y diseminarse a otras partes del cuerpo, como los pulmones, el hígado, los huesos o el cerebro. Mientras más temprano se detecte y elimine el melanoma, más probable será que el tratamiento sea exitoso.

“No hay edad para cuando los lunares mágicamente se vuelven malos, esta es la razón por la cual los chequeos regulares de la piel son importantes”

¿Hay razón para preocuparse?

Aunque si bien es cierto los lunares son bastante comunes, existen lunares que podrían ser peligrosos o convertirse en melanoma. Por ello es bastante importante ser consciente de estar pendiente de los lunares que tiene y estar pendiente si le aparece uno.

lunar en la piel cderma

Entre las tres maneras en que el cáncer de piel aparece, el más peligroso es el melanoma (lunares cancerígenos) ya que puede diseminarse de manera fácil y convertirse en agresivo. Además, la manera que este cáncer aparece es peligrosa en función de cómo aparece en células que son las que dan color a la piel (pecas, lunares, marcas de crecimiento.

Es importante aprender sobre los diferentes tipos de lunares de la piel, denominados médicamente como ‘nevos’, para evaluar si uno puede ser canceroso. Ciertos síntomas pueden indicar el desarrollo de lunares atípicos (nevos displásicos). Siga la regla ABCDE para decidir si un médico debe inspeccionar su piel:

  • Asimetría. La forma de una mitad no coincide con la otra mitad.
  • Frontera que es irregular. Los bordes a menudo son irregulares, con muescas o borrosos. El pigmento puede extenderse a la piel circundante.
  • Color que es desigual. Tonos de negro, marrón y marrón pueden estar presentes. También se pueden ver áreas de blanco, gris, rojo, rosa o azul.
  • Diámetro. Hay un cambio en el tamaño, generalmente un aumento. Los melanomas pueden ser pequeños, pero la mayoría tienen más de 6 milímetros de ancho (aproximadamente 0,25 pulgadas de ancho).
  • Evolución: El lunar ha cambiado en las últimas semanas o meses.

curacion lunar cderma

Le recomendamos que visite la Clínica Cderma dedicada a problemas de la piel, brindan tratamiento para lunares cancerígenos con su tratamiento de dermatoscopia. En Cderma no solo lo ayudarán con su problema de piel,  también serán su soporte emocional y después del tratamiento que se realice verá la vida distinta.

La dermatoscopia: Una técnica de diagnóstico no invasivo para el diagnóstico precoz del melanoma y la evaluación de otras lesiones pigmentadas y no pigmentadas en la piel que no se ven tan bien a simple vista. También conocido como microscopía de superficie, dermatoscopia y microscopía de epiluminiscencia.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Espere por favor...

Suscríbase a nuestro boletín

¿Desea recibir las últimas novedades sobre el cuidado de la piel o el cabello?
Back To Top